En  Correo Web Institucional Correo Web InstitucionalIntranet Institucional ExtranetTranparencia

  • Proyecto Qhapaq Ñan

    Camino Principal Andino, que desde el Cusco une el continente con su historia, su obra e identidad. VER INFORMACION DE EVENTO

  • Visita Machupicchu

    Puntos a tomar en cuenta para visitar Machupicchu    
       
       

  • Parque Arqueológico de Saqsaywaman

    Templo Mayor Inka y excepcional sistema hidraúlico; ejemplo de trabajo y significado para el Perú y el mundo.
       

  • NUESTRA CULTURA, RIQUEZA PARA TODOS

    El Mapa Cultural, identificado y elaborado con el enfoque del Mapa de la Riqueza, es una herramienta que contribuye al desarrollo sostenible de las poblaciones principalmente donde existe pobreza...

  • Visita nuestro Cusco

    Turistas ya pueden adquirir boletos a Machu Picchu y a otros sitios arqueológicos vía internet desde cualquier parte del mundo, accediendo a http://www.machupicchu.gob.pe

Monumentos Coloniales y Republicanos

Período prehispánico. – De acuerdo a documentación existente se tiene conocimiento que los estudios arqueológicos sobre el pre-cerámico en el Cusco se hallan a nivel de hipótesis, calculándose en 5000 años a.c. Las evidencias encontradas son pinturas murales, puntas de proyectil de cuarzo, obsidiana y sílex (Barreda: 1995). No se descarta la posibilidad de asentamientos de este tipo en el valle del Cusco, reconociendo que es un valle que mostró óptimas posibilidades para la presencia de grupos humanos.

Apoyándonos en la información histórica, probablemente en el siglo XIII los Incas eran un grupo tribal que ocupaba la cuenca del Cusco y convivía con otros grupos. En el siglo XIV fue adquiriendo el carácter de señorío y empezó a dominar a sus vecinos. Es recién a partir del siglo XV cuando debieron lograr una organización estatal (Bonavia 1991).

Es difícil fijar fechas exactas para este proceso, se consiente el planteamiento de Rowe de que el Estado inca fue fundado hacia el año 1200 de nuestra era. Rowe, asimismo, ha propuesto el año 1438 como fecha aproximada de la coronación de Pachacútec de modo que entre 1200 y 1438 habría silo el período de establecimiento gradual de la hegemonía incaica (Bonavia 1991) y a partir de este último año habría comenzado la gran expansión del imperio del Tahuantinsuyo.

A Pachacútec la mayoría de cronistas le atribuyen, la reconstrucción de la ciudad del Cusco, trabajos de gran escala que, sin embargo, borraron gran parte de la evidencia arqueológica sobre las ocupaciones anteriores de la ciudad.

La ciudad construida por Pachacútec, que responde a una planificación y un cuidadoso diseño urbano, estuvo conformada por un centro político-administrativo y religioso, áreas o espacios libres agrícolas y barrios periféricos. El área que corresponde al centro histórico abarca lo que fue el centro político administrativo y religioso, parte del espacio agrícola, así como algunos barrios periféricos.

La ciudad del Cusco es pues una de las más claras expresiones del altísimo grado que alcanzó el urbanismo incaico, cuyos rasgos más saltantes fueron, entre otros, una construcción planificada de los centros urbanos y una extraordinaria adecuación de la arquitectura al paisaje de modo tal que arquitectura y paisaje terminaban potenciándose mutuamente.

Época colonial.- A la llegada de los españoles al Cusco en 1533, siguió el reparto de solares, y se uso, tanto el sector el núcleo central entre los ríos Saphy y Tullumayo como las partes de las zonas de cultivo al lado oeste de la ciudad.

En cuanto a la arquitectura este encuentro entre dos culturas se expresó con la construcción de casonas con patrones europeos, se transformaron los techos de paja por los de teja, se usaron los muros perimetrales de las canchas incas, los templos e iglesias se superpusieron sobre antiguos e importantes templos o palacios Inkas.

La ciudad adquirió una característica muy singular por la combinación de estas dos arquitecturas la Española sobre la Inka.

En esta mezcla resaltan también los muros de transición, es decir paramentos que parecen incaicos, con técnicas de labrado y encaje de la piedra prehispánicos, pero que fueron levantados en tiempos de los españoles, que no muestran el talud de inclinación, muros como el de la calle Siete Culebras son expresión de esta arquitectura inca colonial.

En cuanto al trazado urbano, en pocas ocasiones son coincidentes las manzanas coloniales con las canchas incaicas, una manzana colonial agrupó varias canchas incaicas y de esta manera desaparecieron estrechas calles entre las canchas, perdurando sin embargo algunas evidencias.

En esta época se registra también la creación de las parroquias de indios que albergaría a la población expulsada de la nueva ciudad colonial, como son las parroquias de San Cristóbal, Santa Ana, San Blas creadas entre 1559 y 1562 (De Azevedo:1982 47) en los antiguos barrios incas de Carmenca, Tococachi y Colcampata. (De Azevedo:1982 48)

La ciudad colonial se caracterizó por la segregación de los conquistadores europeos y criollos que ocupaban el centro, y los arrabales ocupado por los indios. Este hecho se tangibilizó con el paso de los años con la construcción de arcos que definían claramente esta diferencia entre el Cusco criollo y el indígena.

El terremoto de 1650 dejó en decadencia la ciudad colonial sus iglesias como la Compañía, la Merced, Santa Catalina colapsaron y muchas otras quedaron seriamente dañadas. Tras este fenómeno se reconstruye Cusco, desde 1650 a 1700, y se le da una nueva imagen urbana que es la que en la actualidad aún conserva, destacan dentro de este conjunto los edificios religiosos y una imponente arquitectura civil.    

Época Republicana.- Se caracteriza por la declinación y estancamiento progresivo de la sierra sur del Perú, según Arguedas la ciudad del Cusco no recibió ningún beneficio real durante el primer siglo de la República.

La misma impresión recogen los viajeros de esa época como Clements Markham 1856, George Squier 1863. A partir del siglo XX se crearon en Cusco algunas fábricas de productos alimenticios, cervecerías así como la modernización de algunos ingenios de azúcar aunque el desarrollo de la región continuó limitado en su estructura agraria.

Durante el Siglo XIX la aristocracia fue reemplazada por la burguesía como clase residente predominante en el Centro Histórico, para ser luego reemplazada por una población de bajos ingresos durante ese mismo siglo. (Hardoy y Dos Santos 1983:45)

La producción arquitectónica se manifestó únicamente en elementos decorativos como puertas, balcones, cornisas, como una corriente “de renovación“  que se dio como motivo de rechazo a lo colonial y un deseo de renovación y modernización. La variación principal se manifiesta en los gustos decorativos (Paliza 1995:107).

En la época de los 40 se nota una expansión del Cusco. Se realizan obras nuevas de carácter vial, ensanche y pavimentación de calles. Se hizo trabajos de saneamiento. La canalización y recubrimiento del Huatanay en tramos aún no trabajados como Saphi, Puente del Rosario, Tullumayo. Se transformaron algunas manzanas para conectar Choquechaca con Tullumayo.

Entre las obras viales están la apertura de la avenida Almudena, ensanche de calles como Arcopata. Muchas calles fueron pavimentadas y mejoradas sustituyendo el empedrado por pavimento y también en muchos casos se suprimieron gradas de algunas cuestas como San Blas, Santa Ana.

Época contemporánea.- Esta época empieza con el terremoto del 21 de mayo de 1950 por haber dado lugar a nuevas obras en la ciudad del Cusco. El periodo de gobierno dictatorial del Gral. Juan Velasco Alvarado a partir del 3 de Octubre de 1968 se caracteriza por haber facilitado la inmigración y la expansión urbana incontrolada.

Según el plano de la Misión Kubler (1953), la extensión de la ciudad del Cusco a inicios de esta época era de 263 Has. El proceso de urbanización permite en parte, la descongestión del Centro Histórico y acoge a los inmigrantes que llegan al Cusco.

Durante esta etapa, la ciudad se expande hacia el sur este, porque los hacendados aceptan la venta de los terrenos de cultivo para ser urbanizados, y en otros casos para ser destinados a obras públicas. El Centro Histórico continúa siendo zona de comercio, vivienda, administración pública, y de colegios secundarios, además, convergen las principales calles que se comunican con la zona periférica. La ciudad presenta ensanchamientos y apertura de calles, con edificios modernos y con playas de estacionamiento para vehículos.

A consecuencia del terremoto de 1950 se elaboró la Propuesta del Plan Piloto para el desarrollo de la futura ciudad del Cusco, que incluyendo la conservación del Centro Histórico, plantea la integración de poblados de San Sebastián y San Jerónimo.

EL VALOR TESTIMONIAL DEL PATRIMONIO PREHISPÁNICO, COLONIAL Y REPUBLICANO Y LA NECESIDAD DE SU PRESERVACIÓN

El Patrimonio Histórico edificado es la expresión tangible de los diferentes periodos de nuestro pasado, por los que nuestra región ha transitado.

La tipología arquitectónica, material y técnicas constructivas, así como la ornamentación de un inmueble histórico entre otros aspectos, nos informan sobre la época en que fue construido. Al observar los detalles y composición de una fachada o las características de la estructura, podemos darnos una idea del tiempo que demandó su edificación y la determinación de todas las personas que intervinieron en ello. Los espacios nos hablan del modo de vida y los  usos y costumbres de las época a las que corresponden, nos refiere de quienes lo proyectaron y de quienes lo habitaron, de las personas que al igual que nosotros, formaron parte de esa ciudad y que hoy son parte de nuestra historia.

 

Encuestas

Considera que nuestro portal requiere más:

Agenda Cultural - 31.9%
Videos - 17.9%
Noticias e información cultural - 27.8%
Fotografías - 22.3%

Total de votos: 1599
La votaciones para esta encuesta ha finalizado Iniciado: 31 Dic 2015 - 00:00